Investigaciones Iridiológicas

Estamos habituados a observar los estados anímicos de la gente en los ojos, pero también nos muestra los estados físicos. Al observar el iris debemos percatamos que es una ciencia de signos que se reflejan en el iris del ojo. Cualquier alteración en el organismo se puede observar en el iris, lógicamente no vamos a ver el órgano en sí pero para la iridología, el iris esta dividido de tal manera que existe un área para cada parte del cuerpo. Todo dolor acusa un mal funcionamiento de alguna parte del organismo, para esto en iridología se busca la causa primero y después el efecto.

En una persona sana se puede observar el ojo claro y vivido. Durante la fiebre se puede observar la contracción de la pupila a intervalos regulares. Una pupila dilatada nos avisa de lombrices. En los tuberculosos se observa una asimetría en pupilas con tendencia a la dilatación. Constantes caídas de pestañas y continuas perturbaciones de la vista indican que los riñones andan mal, como en el caso de la diabetes.

En un niño sano se pueden observar carnosidades firmes en los ángulos internos de los ojos. Si la parte blanca de los ojos se torna azul indica problemas en los órganos genitales. Si en cambio se torna amarillenta, indica problemas con vías hepáticas.

La iridología es el único sistema de diagnóstico que muestra los desordenes del organismo en sus diferentes fases. Se pueden observar con certeza las fases de una enfermedad iniciando desde la fase aguda hasta la crónica y advertir el proceso de retroceso de la misma o lo que se ha dado llamar por los naturistas la “crisis curativa”.

El iris esta constituido de capas una sobre otra, que representan una variedad de tonos desde el blanco hasta el negro. El desarrollo de una enfermedad es representado por las siguientes coloraciones:

En toda alteración de la salud, el iris muestra dos aspectos uno general, con impurificación mayor o menor y otro local, con inflamación de la zona del iris correspondiente al órgano o región del cuerpo mas afectada, hay que agregar que jamás se descubre en el iris una anormalidad sin que aparezca previamente afectada también la zona correspondiente al estómago e intestinos, confirmándose así que no existe enfermo con buena digestión, ni persona sana con mala digestión.

Los signos iridológicos se presentan como manchas, decoloraciones, esponjamiento del tejido iridal, disgregaciones de sus fibras, canaletas y destrucción de puntos o zonas del iris.

– Líneas blanco-amarillentas de aspecto fino en el área del estómago denotan estricnina en el organismo.

– La pared intestinal se ve afectada por el azufre por lo que aparece como una mancha amarillo verdosa en esa área del iris.

– El bismuto produce resequedad en la pared del estomago y causa irritación cuando es ingerido por periodos prolongados.

El color del iris ha cambiado como resultado del estado de enfermedad crónica en el que vive la humanidad. Los colores primitivos son el azul y el castaño claro; como degeneración de éstos vienen los colores verdes, castaños amarillentos u oscuros, hasta llegar a los negros.

Es común encontrar iris con colores combinados, mas claro hacia la periferia del disco iridal y más amarillento u oscuro alrededor de la pupila. Comúnmente, estos iris muestran desequilibrio en las temperaturas del cuerpo, con inflamaciones y congestiones generalizadas al tubo digestivo y anemia de la piel y extremidades, estos estados son muy acentuados cuando se distingue una nebulosa en el borde exterior del iris.

Las manchas del iris nos indican acumulaciones de substancias extrañas en una región del cuerpo y pueden variar desde el color blanquecino hasta el oscuro, mostrando la presencia de algunos medicamentos. La anemia puede ser observada como una decoloración o punto en iris, estas decoloraciones, pueden también ser el resultado de degeneraciones debidas a medicamentos.

La disgregación de las fibras del iris nos muestra una tendencia destructiva de un proceso inflamatorio, y dependiendo de su desunión el pronóstico puede ser mas o menos grave. Si la disgregación es no-solo a lo largo de las fibras sino que las corta, podemos estar seguros que el proceso inflamatorio ha tomado un carácter destructivo.

Las canaletas que se descubren en el iris de algunas personas, siempre salen de la zona digestiva y nos indican el camino que han tomado las materias gaseosas de naturaleza tóxica, desprendidas de fermentaciones de intestinos afiebrados; que aparecen también sumamente inflamados en la zona del iris. La región atravesada por estas canaletas sufre las consecuencias propias de todo proceso inflamatorio de la vitalidad de los tejidos afectados, pues inflamación significa congestión, y esta revela estancamiento de la sangre que desnutre e intoxica las células.

El debilitamiento del sistema nervioso se puede observar por la aparición de anillos concéntricos, esto es debido la intoxicación intestinal presentándose en compañía de procesos inflamatorios en la zona digestiva.

Durante los estados febriles el iris tiene mas brillo mostrando una actividad orgánica, y nubes claras que poco a poco desparecen cuando la gente se somete a un tratamiento natural, ya que este favorece la eliminación de materias orgánicas que se estaban fermentando.

Para la iridología, no existen diferentes enfermedades sino más bien distintas manifestaciones del cuerpo humano. Por ejemplo, el resfriado es una manifestación del equilibrio térmico. También se dice que no hay enfermo sin fiebre, pero en ocasiones si la fiebre no se manifiesta hacia el exterior del cuerpo si lo hace hacia el interior del mismo.

La equivalencia entre la temperatura del cuerpo humano de 37 grados con 70 pulsaciones por minuto de un adulto sano. En el caso de un aumento de temperatura, también aumentan las pulsaciones; 90 pulsaciones por minuto acusan fiebre de aproximadamente 39 grados, 100 pulsaciones indican fiebre de 40 grados, aun cuando no se compruebe con el termómetro bajo el brazo.

Cuando escuchemos hablar de infecciones, no debemos olvidar que ellas suponen la putrefacción de materias orgánicas muertas en un organismo afiebrado. La sangre esta tan pura o tan tóxica como esté el intestino, los riñones y la piel.

La sangre tiene la maravillosa capacidad de transportar los nutrientes al través de todo el organismo pero también transporta las toxinas encontradas en ella. Al acarrear ya sean nutrientes o toxinas los va dejando a su paso en los diferentes órganos ya que los irriga a todos.

El ser humano absorbe materias tóxicas diariamente, algunas veces por los alimentos que ingerimos, otras por el aire contaminado al respirar, algunas otras al ingerir algún medicamento, necesario para nuestra salud. También quedan residuos tóxicos cuando existe una mala eliminación de la piel.

Los minerales consumidos en forma de alimento natural no se muestran en el iris como depósitos tóxicos, no así los obtenidos de otras formas. Estas substancias pueden aparecer en el iris dependiendo de la capacidad de eliminación de la persona así como de la cantidad que ha sido asimilada por el cuerpo.

Veamos como se muestran los residuos de medicamentos en el organismo.

El mercurio se muestra en la parte superior del disco iridial como una nubecilla de color blanco-gris, afectando el cerebro con incapacidad intelectual, mareos, torpeza en los movimientos y pérdida de memoria. También se puede encontrar mercurio en la zona de la columna vertebral y en el contorno del iris. Esto no debe confundirse con el arco senil que es una corona blanquecina que se encuentra alrededor del disco iridial y que se presenta en personas mayores o precozmente envejecidas.

El yodo aparece en forma de manchas amarillo-rojizas tenuemente mostradas, tanto que sus bordes se confunden con el color del iris. Este signo es parecido al de la sarna, del cual se distingue pues la mancha del yodo tiene un contorno mas claro. Además, el color del yodo es mas transparente que el de la sarna.

El arsénico se puede observar como copos de nieve próximos al área de la piel y aparato respiratorio, presentándose como un color más amarillento en los ojos castaños que en los azules. Se debe tener cuidado de no confundir este signo con el rosario linfático que consiste en una serie de pequeñas manchas conectadas unas con las otras y que se puede observar en el iris cuando hay una cantidad excesiva de depósitos tóxicos en el sistema linfático.

La antipirina y fenacetina se pueden encontrar como una decoloración amarillenta-blanquecina, de donde irradia generalmente hacia el cerebro.
Unas líneas sumamente suaves casi blancas en el borde de la pupila, irradiando hacia arriba, en dirección al cerebro, muestran la presencia de morfina.

– Cuando son usados para procesos culinarios el sulfato de cobre y el alumbre causan irritación.

– El aluminio utilizado en utensilios de cocina también provoca enfermedades crónicas.

– La creosota se encuentra en el iris como un fino velo blanquecino gris, extendiéndose hacia toda la superficie del iris.

– La presencia de bromuros en el organismo se siente en el sistema cerebro-espinal, deprimiéndose la actividad y vitalidad nerviosa. Por lo que el signo de bromo aparece como un creciente blanco en el área del cerebro.

El análisis del iris debe utilizarse junto con otros procedimientos de análisis y diagnostico, con el objeto de lograr un diagnostico tan completo como sea posible.

QUE NOS PUEDE REVELAR LA IRIDOLOGIA

  • El estado de circulación de los diversos órganos
  • La condición de la energía nerviosa en el cuerpo
  • Las necesidades nutricionales básicas del cuerpo
  • La ubicación de la inflamación en el cuerpo
  • La debilidad o fortaleza de los órganos, glándulas y tejidos
  • Los órganos que tienen mayor necesidad de cuidado y restablecimiento
  • La fortaleza o agotamiento nerviosos
  • El prolapso del colon transverso
  • La respuesta del organismo a un tratamiento, etc.

QUE NO REVELA LA IRIDOLOGIA

  • La presencia de SIDA
  • La cantidad de ácido úrico que existe en el cuerpo
  • El embarazo
  • Las enfermedades por su nombre
  • La presencia de cálculos biliares o renales
  • El sexo del sujeto analizado
  • La presencia de un tumor y su tamaño
  • La presencia de infecciones por levaduras
  • El bloqueo de una arteria cardiaca, etc.

Fuente: Dr. Bernard Jensen, Iridologist International.

About CamiloAcosta

Centroamericano. Nací en La Libertad, El Salvador. Agente de pastoral Parroquia Santa Lucía, Ilopango desde 1986. Felizmente casado desde 1992. Investigador en el área de la salud natural por mas de 10 años. Iridiólogo, Quiropracta y Reflexólogo. Manager Forever Living Products. Conferencista en mis áreas de Liderazgo, el Bienestar y el enfoque natural de la salud. Pasion por los idiomas: Hablo, leo y escribo entre los idiomas Español, Francés e Ingles. Resido en Washington DC, Estados Unidos.

Posted on July 3, 2012, in Uncategorized. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: